La suba sería de un 5% por lo que el litro podría llegar a costar entre $23,78 y $27,60.Lla Nación autorizó modificaciones cada tres meses.

Hasta después de las elecciones de octubre se postergará el aumento en los precios de los combustibles, como una forma de frenar la inflación y que no impacte negativamente en el resultado electoral del 22 de octubre. Vale recordar que el Gobierno nacional tiene un acuerdo firmado con las compañías petroleras que lo obliga a autorizar una actualización del precio de los combustibles cada tres meses de acuerdo con la evolución del dólar y los precios internacionales del barril de petróleo. En cuanto al aumento aseguran que podría llegar a un 5 por ciento más por lo que los montos rondarían entre los $23,78 y los $27,60 en la nafta más cara. De este modo, el titular de la Cámara de Estaciones de Servicio de Corrientes (Cescor), Carlos Gold, comentó a NORTE de Corrientes que el tema de las modificaciones en los precios no está definido y que estas decisiones se toman sobre el momento luego de semanas de análisis. Sin embargo, destacó que las empresas podrían esperar hasta el primer mes del 2018 cuando se liberen los precios para recién allí aplicar un aumento. Los costos de la nafta super en la YPF y Axion pasaron en julio de los $21,13 a $22,65 y la Infinia pasó de $23,14 a $24,80, es decir un 7,2% más. En cuanto al gasoil aumentó un 6% pasando el diesel de $17,66 a $18,72 e Infinia Diesel pasó de $20,50 a $21,73. En las estaciones de servicio Shell los precios en julio aumentaron en mayor porcentaje que el autorizado por la Nación. La nafta super pasó de $21,49 a $23,59, con una suba del 9,8%, la V-Power pasó de $23,49 a $26,29; el gasoil diesel pasó de $18,49 a $19,79, un 7% más y V-Power Diesel pasó de $21,29 a $22,69, un 6,6% más. En lo que va del año el Gobierno autorizó un 13% de aumento, ya que en febrero autorizó la suba del 6 por ciento y en julio aprobó la suba del 7,2% en las naftas. El aumento aplicado es uno de los más altos de los últimos tiempos ya que todos los años se incrementaba entre un 3 y un 6 por ciento por vez pero en julio el incremento de las naftas fue de un 7 por ciento y en el gasoil de un 6 por ciento. En la Shell los aumentos fueron desde los 6,6 por ciento hasta 12 por ciento, una suba extrema y uno de los porcentajes más altos de los últimos años, para aplicarse de una sola vez. Finalmente resaltaron que los costos podrían modificarse para noviembre o recién para principios del 2018.

 Norte
COMENTARIOS