El Jefe Comunal capitalino constató las obras de construcción del nuevo ducto de hormigón armado, a lo largo de 100 metros, que presenta un importante avance. “Ya está el canal secundario aliviador por donde van a escurrir los líquidos, para secar el canal principal y hormigonar el nuevo ducto. Marcha a buen ritmo, pese a las dificultades climáticas”, detalló el Intendente. Posteriormente se reconstruirá a nuevo la calzada sur del pavimento, más nuevas veredas y se recuperarán los espacios recreativos con juegos biosaludables. Toda la intervención demandará $20.800.000 de inversión, con financiamiento municipal y provincial. Por el importante pluvial desagotan 25 barrios del suroeste de la Ciudad; en los que habitan 65.000 personas. Se prevé que los trabajos finalicen entre mayo y junio.

En las últimas horas el intendente Fabián Ríos supervisó los trabajos de reconstrucción a nuevo del gran conducto pluvial -conocido como entubamiento del arroyo Limita- de la avenida Jorge Romero.

 

El Jefe Comunal se interiorizó de las tareas de rectificación del canal principal, la construcción del canal aliviador alternativo y los plazos para el volcado de los primeros tramos de hormigón armado de lo que será el nuevo ducto para el importante pluvial -que tendrá 100 metros- por el que desagotan 25 barrios del suroeste de la Ciudad.

 

“Ya está el canal secundario aliviador por donde van a escurrir los líquidos, para secar el canal principal y hormigonar el nuevo ducto. Marcha a buen ritmo, pese a las dificultades climáticas”, detalló Fabián Ríos.

 

Las obras se desarrollan en el tramo ubicado entre el pasaje Morgan y la rotonda de la Costanera. Por el pluvial troncal de la avenida Jorge Romero circula el arroyo Limita y drena el agua, hacia el río Paraná, de 25 barrios del suroeste de la Ciudad en los que habitan 65.000 personas. Toda la obra hídrica y vial demandará una inversión de $20.800.000, con financiamiento provincial.

 

En este ducto se detectaron severos daños estructurales. El antiguo entubamiento tenía 20 años y eran caños de chapa, que con el tiempo sufrió daños severos como corrosión y debilitamiento de la estructura de chapa, por la gran cantidad de conexiones clandestinas de cloaca que descargan en el pluvial.

 

El nuevo proyecto de obra consiste en la construcción de un nuevo ducto de hormigón reforzado, que reemplazará al ducto de chapa galvanizada. Posteriormente se reconstruirá a nuevo la calzada sur del pavimento, más nuevas veredas y se recuperarán los espacios recreativos con juegos biosaludables. Funcionarios municipales prevén que los trabajos finalizarán entre mayo y junio próximo.