El incremento del 8% en la tarifa de remis y del 7% en los taxis comenzó a regir desde ayer en la urbe capitalina. Desde el sector de los trabajadores indicaron que la modificación tarifaria genera inconvenientes en cuanto al cambio, dada la escasez de monedas y billetes de $2.

 

A fin de constatar la aplicación de la nueva tarifa del servicio de remis que pasó de $24,50 a $26,30, El litoral recorrió los puntos de ascenso y descenso de los móviles y en diálogo con los choferes verificó que el nuevo cuadro tarifario está vigente.

 

“El problema que tenemos con el nuevo precio es la falta de cambio, la gente no cuenta con monedas y escasean los billetes de $2 y tenemos que terminar redondeando”, indicó uno de los remiseros. “La mínima tenemos que terminar cobrando $25, porque no tenemos para dar el vuelto”, dijo otro de los choferes del sector.

 

Los móviles al pertenecer a diferentes firmas, acceden al nuevo precio de maneras diferentes. Algunos lo hacen mediante una planilla impresa, la cual no todos han retirado según manifestaron por lo que realizan un rápido cálculo. Otros acceden de manera automática ya que  cuentan con el sistema “Autoflot GEO”, tecnología incorporada por una de las empresas más grandes.

 

Taxistas
Los conductores de los taxis también aplicaron una suba pero del 7% por lo cual la tarifa pasó de $24 a $25. Y en este marco, El Litoral llegó hasta la parada de taxis y dialogó con uno de los trabajadores: “Todavía no me cambiaron el precio, tengo que pasar por la base, pero sabemos que se va a $25”.
Por su parte, el titular de la Unión de Taxistas de Corrientes (UTC) Nicómedes Espinoza, confirmó que el incremento se comenzó a aplicar desde ayer, pero que todavía restan móviles que deben acudir a la base para que sea modificado el reloj taxímetro.

El Litoral

COMENTARIOS