Porque nos unimos  y organizamos  con una  medida de fuerza y un grito común: Paro Internacional de Mujeres.

Paramos para denunciar que el trabajo precarizado y las economías de mercado  también matan, que  las  violencias económicas aumentan nuestra vulnerabilidad frente a la violencia  machista. Paramos para hacer visible que mientras las tareas de cuidado no sean una responsabilidad de toda la sociedad nos vemos obligadas a reproducir la explotación clasista y colonial entre mujeres, para salir a trabajar dependemos de otras mujeres…

Paramos para valorizar el trabajo invisibilizado y construir estrategias y redes en situaciones difíciles.

Paramos porque nos faltan las víctimas de femicidio, paramos ante la impunidad y la negligencia de la justicia.

Nos faltan las presas políticas, las perseguidas, las asesinadas en nuestro territorio latinoamericano por defender la tierra y sus recursos.

Faltan las muertas y las presas por abortos inseguros. También nos faltan las desaparecidas por las redes de trata; las víctimas de la explotación sexual.

Frente al crimen machista, frente al intento de los medios de comunicación de victimizarnos y aterrorizarnos, nos hacemos más fuertes y salimos a la calle para mostrarnos cuantas somos.

HOY ES URGENTE, hacemos del paro de mujeres una medida amplia y actualizada, capaz de cobijar a las ocupadas y desocupadas, a las asalariadas y a las que cobran subsidios, a las cuentapropistas y a las estudiantes, porque todas somos trabajadoras. ¡NOSOTRAS PARAMOS!!!

Nos organizamos contra el confinamiento doméstico, contra la maternidad obligatoria y contra la competencia entre mujeres, todas formas impulsadas por el mercado y el modelo de familia patriarcal.

Nos organizamos en todas partes: en las casas, en las calles, en los trabajos, en las escuelas, en las ferias, en los barrios.

NUESTRA FUERZA ESTA EN LA LUCHA, PORQUE CREEMOS EN UN MUNDO DISTINTO PARA NUESTROS HIJOS.

¡NOS ASISTE LA VERDAD Y EL DERECHO Y POR ESO VENCEREMOS!!!

Dra. Mirian Sosa

Concejala

Ciudad de Corrientes Capital