La Defensoría de los Vecinos de la Ciudad de Corrientes, realizará en las elecciones de este domingo 13 de agosto y en las generales del 22 de octubre, tareas de acompañamiento y observación de los comicios, desde el Centro de Transmisión Digitalizada (CTD) en Capital y en localidades del interior.

A raíz de un convenio celebrado recientemente entre la Cámara Nacional Electoral y la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra), la Cámara Nacional Electoral se comprometió a facilitar la presencia de miembros de Adpra realizando tareas de acompañamiento cívico y/o monitoreo electoral en los centros de digitalización y transmisión de datos de escrutinio de mesa para la realización del recuento provisional de resultados. Luego, los defensores serán los encargados de remitir a la Cámara la totalidad de la información pertinente recabada en el marco de las actividades y los informes elaborados.
Por ello, la Defensoría llevará a cabo tareas de control y monitoreo respecto de: el horario de apertura del Correo y de llegada del primer telegrama; presencia de las fuerzas de seguridad y de los fiscales partidarios; correcto funcionamiento de las cámaras de seguridad y de los scaners; y la supervisión del correcto estado de los telegramas del escrutinio a escanear. La actividad no sólo se realizará en el CTD de Capital -que funciona en el correo-, sino que además habrá representantes de la Defensoría de los Vecinos de Corrientes, que cumplirán iguales funciones en las localidades de Santo Tomé y Esquina; mientras que en las localidades de Goya, Ituzaingó y Saladas se trabajará de manera coordinada con las Defensorías locales.
El Defensor correntino, Javier Rodríguez, explicó que “el principio rector de este acuerdo es el de promover la realización de actividades que garanticen el ejercicio de los derechos político-electorales orientadas a la ciudadanía en general, como así también a segmentos específicos tales como personas con discapacidad, personas internadas en establecimientos de salud mental, electores privados de la libertad, pueblos originarios, entre otros”.
“En cada lugar donde desarrollemos las actividades de control, al igual que en todo el resto del país, la función del Tribunal Nacional Electoral culmina al momento de la confección del telegrama de escrutinio y cuando el mismo es entregado al personal del Correo Argentino, que en sobre cerrado, previamente certificado por las autoridades de mesa, es remitido a los Centros de Digitalización y Transmisión de Resultados. Es en ese lugar y en esta instancia donde comienza la tarea de observación de las Defensorías con personal especializado”, explicó Rodríguez.