Las dos CTA, la Corriente Federal, otros gremios de la CGT y organizaciones sociales están coordinando una movilización de protesta en julio, que incluirá primero plenarios y actos en el interior del país y luego una manifestación en Capital.

En Paraná, donde participó de las actividades de la escuela itinerante de los maestros, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, anunció que sindicatos, movimientos sociales y organizaciones pymes están organizando una marcha nacional, de carácter multisectorial, para julio próximo. “La gente sabe cuándo tiene que salir a defender sus derechos”, señaló el dirigente. La protesta tendrá dos etapas, la primera con plenarios y actos en todo el interior del país, para cerrar con una movilización en la Ciudad de Buenos Aires.

Dirigentes de la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma –que conduce Pablo Micheli– vienen hablando del tema con los gremios de la Corriente Federal, que encabeza Sergio Palazzo (La Bancaria), y otros sindicatos de la CGT, con la idea de ir hacia un armado que incluya además a sectores de pequeñas y medianas empresas, a las multisectoriales contra el tarifazo, organizaciones estudiantiles y de jubilados.

El titular de la CTA de los Trabajadores viajó a Paraná para acompañar a la escuela itinerante, que desde el lunes está instalada frente a la Casa de Gobierno de Entre Ríos. En ese marco, habló sobre la capacidad de “resistencia y movilización del pueblo argentino”.

“La gente no puede estar en la calle marchando todo el día, pero sí sabe cuándo tiene que salir a defender sus derechos”, remarcó. En este sentido, consideró que “algunas medidas hubieran sido más duras” de no haber existido protestas masivas. Y planteó la importancia de consensuar un programa “que ponga bajo resguardo el salario, la producción nacional, los convenios colectivos, el sistema público de reparto jubilatorio, las economías regionales”.

Yasky llamó a los dirigentes gremiales a no sumarse a proyectos que “promueven el ajuste, el achicamiento de la producción o que significan el retroceso salarial que hoy estamos viviendo”.

Luego criticó a Gerónimo “Momo” Venegas, titular del sindicato de Peones Rurales y aliado de Cambiemos. “Es increíble que un dirigente como el Momo pretenda erigir a Mauricio Macri como el nuevo Perón en la Argentina. Eso no se lo cree ni él. Hay que luchar para que los dirigentes sindicales apoyen a aquellas expresiones políticas, que las hay, muchas, que promueven la justicia social, la distribución de la riqueza y la dignidad del pueblo.”