La magistrada Martina Isabel Forns sostuvo que si las distribuidoras de luz intentan cortarle el servicio a un usuario porque no pagó la boleta entrarían “en contradicción” con su fallo de ayer, que suspendió el cuadro tarifario con los aumentos “exorbitantes, desproporcionados y fuera de la realidad” decididos por el gobierno de Mauricio Macri.

La jueza federal de San Martín sostuvo que su decisión “es de alcance nacional porque es un amparo colectivo” del Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la (CEPIS) y la asociación Consumidores Argentinos, y agregó que le dio “la orden al Estado para que no facture con el aumento tarifario”.

Al ser consultada por radio La Red si las distribuidoras pueden sancionar con corte del servicio a quienes no paguen las boletas respondió: “Por supuesto que no. Un corte por falta de pago de las tarifas nuevas implicaría estar en contradicción con esta medida. Mientras esté firme, nadie puede tener cortada la luz”, afirmó.

Recordó además que su fallo no es aislado, ya que “hubo más de 50 decisiones de primera instancia en este sentido, hubo dos Cámaras Federales completas, de Córdoba y La Plata, que consideraron que la falta de audiencias públicas anula el aumento del cuadro tarifario”.

“Parecería que la doctora Forns está inventando, pero no. Por supuesto que toda decisión judicial puede ser apelada, el propio Estado ha presentado un per saltum que está a decisión, y la Corte le ha pedido explicación y no ha decidido en los tiempos que quería el Estado”, fundamentó.

COMENTARIOS