Ingredientes:

– 300 gramos de mantequilla sin sal
– 200 ml de leche entera
– Un par de huevos de tamaño L
– 200 gramos de harina de repostería
– 30 gramos de levadura
– 325 gramos de azúcar
– 375 gramos de chocolate
– 250 ml de chocolate negro para fundir
– Media cucharadita de esencia de vainilla
– Media cucharadita de canela en polvo

Preparación:

Empezaremos a preparar esta receta de muffins de chocolate fundiendo el chocolate negro especial para fundir. Lo podéis hacer o bien usando el microondas o bien hacerlo en un cacito a fuego lento. También vamos a trocear en pequeños trozos el otro tipo de chocolate y lo reservamos. Dejaremos también la harina tamizada, usando un tamiz o un colador para ello.

Y antes de comenzar a hacer la masa de los muffins, prepararemos el molde en el que vayamos a hornearlos, colocándoles los moldes de papel encima. Es buen momento para encender el horno, activándolo por arriba y por abajo a 190ºC, así mientras preparamos la receta el horno irá precalentándose hasta la temperatura que necesitamos.

Y ahora vamos a echar en un recipiente donde podamos batir con unas varillas el azúcar y la mantequilla, que debe estar un poco derretida. Mezclaremos bien con las varillas y después añadiremos los huevos, la leche, la levadura, la canela en polvo y la vainilla y volvemos a batir lo mejor posible, para que todos los ingredientes se mezclen. Añadimos la harina, pero lo haremos poco a poco, y sin dejar de remover mientras tanto, para facilitar la integración de la misma y que no queden molestos grumos al final.

Por último añadimos el chocolate fundido y los trozos de chocolate, y volvemos a mezclar bien con el resto de ingredientes anteriores. Con la masa ya lista, rellenaremos los moldes de muffins en sus dos terceras partes, y cuando el horno esté a 190ºC, metemos los moldes y dejamos hornear sobre 25-30 minutos.

Cuando veamos que por fuera ya tienen buen color, pinchamos el interior con un palillo o cuchillo fino, y si sale limpio, entonces podremos sacarlos del horno. Una vez fuera, sacaremos los moldes de papel del molde rígido y dejaremos que los muffins se enfríen. Y una vez estén fríos ya podemos disfrutar de los mismos.

COMENTARIOS