Ingredientes

500 gr. de garbanzos

  • 500 gr. de callos
  • 100 gr. de chorizo
  • 100 gr. de bacón
  • 4 cucharadas soperas de tomate
  • Pimentón picante al gusto
  • 1 pastilla de Avecrem

Garbanzos con callos, preparación:

Para hacer esta receta de garbanzos con callos, utilicé garbanzos de bote, por cuestión de comodidad a la hora de grabar el vídeo, pero si queréis utilizar la legumbre natural, en este vídeo del cocido madrileño explico a la perfección el tratamiento que deben llevar y cómo cocerlos en olla a presión. Una vez estén cocidos los garbanzos con su pastilla de Avecrem, los reservamos con un poquito del caldo. Luego cocemos los callos, que en este caso he utilizado unos que vienen cocidos y sin apañar por la misma razón que los garbanzos y creo que en este caso a vosotr@s también os van a venir muy bien, ya que cocer los callos lleva muchísimo tiempo, aunque he de decir que no hay color, están mucho mejor los naturales, pero para esta receta los comprados cocidos nos sirven perfectamente. Hacemos un apaño para los callos con un poquito de chorizo, un poco de bacón y cuando estén hechos, añadimos el pimentón picante de la Vera, le damos unas vueltas para cocinarlo con cuidado de que no se nos queme y añadimos la salsa de tomate frito. Cocinamos todo junto durante un ratito para que se integren bien todos los ingredientes y añadimos todo el apaño a los callos.

Ya queda poco para terminar los garbanzos con callos. El siguiente paso es cocinar durante unos 5 minutos los callos con su apaño para que tomen el sabor. Luego los juntamos con los garbanzos y los ponemos a cocer durante 10 minutos más o menos. Cuando haya pasado ese rato comprobamos el punto de sal, damos unas vueltas si la necesita y retiramos del fuego los garbanzos con callos. Dejamos que reposen unos minutos y ya tenemos hecho este guiso espectacular. Los garbanzos con callos son una comida completa y contundente, así que os recomiendo comerla como plato único.