El candidato a intendente Fabián Ríos junto a su compañera de fórmula Any Pereyra por el Frente Haciendo Corrientes, visitaron en el mediodía de este miércoles 17 al comedor “Manitos” del barrio Cichero, que diariamente atiende a decenas de chicos de la zona brindándoles no sólo alimentos, sino también contención mediante charlas y clases de apoyo escolar. Ambos candidatos compartieron el almuerzo con los chicos y voluntarios del comedor.

 

 

 

En el marco de las recorridas que diariamente realiza el intendente Fabián Ríos y la viceintendenta Any Pereyra, durante la mañana de hoy visitaron el comedor “Manitos” del barrio Cichero, donde se interiorizaron sobre el funcionamiento del espacio que diariamente ofrece copa de leche y almuerzo a los chicos de la zona. Ambos funcionarios, candidatos a ser reelectos en sus cargos por el Frente “Haciendo Corrientes”, compartieron un rico almuerzo con los niños y voluntarios que allí concurren.

Con ansias lo esperaban quienes diariamente ponen en funcionamiento este comedor barrial, que en los últimos meses vio acrecentada la demanda de chicos que asisten. Tras acompañar el operativo sanitario gratuito que la gestión Fabián Ríos desarrolló durante la mañana en inmediaciones del SUM del barrio, destinado a vecinos del Cichero y Bañado Norte, el Intendente y la Vicejefa comunal visitaron al mencionado centro comunitario.

En una recorrida por el lugar, se interiorizaron de las demandas del comedor y las condiciones de los chicos que allí concurren. Muchos de ellos comenzaron a asistir al centro debido a que la escalada inflacionaria de precios en los alimentos imposibilitó a sus padres poder servir diariamente el plato de comida a las mesas de sus familias.

Tanto Fabián Ríos como Any Pereyra visitaron la cocina del comedor y observaron el proceso de elaboración del menú del día para los chicos, posteriormente colaboraron sirviendo la mesa y compartieron con voluntarios y los niños el almuerzo. Minutos después llegó Nito Artaza, quien saludó a los presentes y se sumó también a la mesa comunitaria.

COMENTARIOS