Mientras en Diputados se aprobó el proyecto que pone un límite al beneficio sancionado por la Corte, para este miércoles la Cámara alta llamó a una sesión especial que comenzará a las 10 de la mañana.

Las autoridades del Senado convocaron este martes a una sesión especial para el miércoles, con el fin de tratar el proyecto de ley que salga de Diputados, y que frenaría el beneficio del 2×1 para represores de la última dictadura.

Sin embargo, la ausencia de varios legisladores conspira contra la posibilidad de llevar a cabo ese plenario, ya que se necesitan 37 senadores para dar comienzo con la sesión que está agendada para las 10 de la mañana, una hora y media antes de un acto de repudio que encabezará la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo en el Salón Provincias de la Cámara alta.

Durante la tarde, el presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo; y el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto; dialogaron varias veces para acordar la sesión especial, de acuerdo con Ámbito.com.

“Vamos a intentar juntar a toda la gente que podamos para sesionar”, anticipó Pichetto quien, además, admitió que el bloque que encabeza sólo tenía a veinte legisladores presentes en el Palacio Legislativo.