Aguardan la segunda apertura de sobres con ofertas de las empresas y la pronta adjudicación. Usuarios mantienen las quejas sobre el servicio.

En el marco del llamado a licitación del servicio de colectivos Chaco-Corrientes que comenzó formalmente el 3 de marzo, habrá la semana que viene en Buenos Aires una reunión entre funcionarios de ambas provincias y representantes del Ministerio de Transporte de la Nación.
Así lo adelantó a El Litoral el subsecretario de Transporte del Chaco, Roberto Medina. “Estamos convocados la próxima semana para avanzar con el proceso de licitación del servicio”, aseguró el funcionario. Más allá de esto, sostuvo que no tenía información certera sobre los plazos que maneja la nación, encargada de regularización definitiva del sistema.
El proceso formal ya comenzó y el requisito que se espera ahora es la segunda apertura de sobres con las ofertas realizadas por las cinco empresas interesadas.
Una vez que se cumpla con ese plazo formal, el ministerio deberá elegir las dos mejores propuestas y adjudicar el servicio interprovincial. Según las estimaciones de funcionarios de distintos ámbitos, la concesión se daría el mes que viene y estiman que en junio debería estar funcionando el servicio con importantes mejoras.
Mientras tanto, los usuarios correntinos y chaqueños continúan molestos y aseguran que se profundiza el mal servicio, la poca frecuencia y la falta de comodidades para viajar.